“STEM Talent Girl nos ha permitido conocer mujeres luchadoras” en el campo de la ciencia y la tecnología

STEM TALENT GIRL / Alumnas  / “STEM Talent Girl nos ha permitido conocer mujeres luchadoras” en el campo de la ciencia y la tecnología

“STEM Talent Girl nos ha permitido conocer mujeres luchadoras” en el campo de la ciencia y la tecnología

Laura Rojo es un referente ya del programa STEM Talent Girl. Esta alumna de STG Burgos comenzó el proyecto hace cuatro años y ha pasado por todas sus fases. Ha realizado varios proyectos de investigación durante su paso por “Mentor Women” y el curso pasado tuvo la oportunidad de estar en la NASA. Hablamos con ella para conocerla mejor.
Cuéntanos tu experiencia en STEM Talent Girl
El programa STEM Talent me ha acompañado durante mis últimos cuatro años de instituto. Cuando, en 3º de la ESO, leí en la prensa que en Burgos se iba a lanzar un programa para potenciar el talento femenino en ciencias, no dudé en apuntarme. Éramos la primera promoción y desde entonces mantenemos la bonita costumbre de reunirnos una vez al mes en el Museo de la Evolución Humana (y seguimos haciéndolo a través de las pantallas durante la cuarentena) para aprender de la mano de mujeres increíbles. Además de las masterclass mensuales, talleres y varios viajes a eventos como el “Women’s Age” de Telefónica Open Future, o “For Women in Science” de Fundación L’Oreal, pudimos acompañar a mujeres del ámbito STEM durante su jornada de trabajo en diferentes empresas (L’Oreal, Instituto Tecnológico de Castilla y León, Asti Robotics…) Carreras que ni siquiera valorábamos estudiar nos demostraban en esos momentos tener miles de salidas laborales diferentes. Creo que STEM Talent Girl me ha aportado una visión más amplia para decidir sobre mi carrera profesional. El próximo curso estudiaré Física, y sin duda, me encantaría seguir vinculada al programa a través de la fase “Real Work”.
¿Qué es lo que más destacarías de la experiencia vivida en este programa?
De esta experiencia me llevo mucho conocimiento en ciencia y tecnología, pero sobre todo “role models”. La ciencia ha estado escrita fundamentalmente por hombres a lo largo de casi toda la historia. Por fortuna, algunas científicas se hicieron un hueco. Hoy en día, la mujer ocupa un puesto fundamental en la sociedad y la ciencia, y gracias a las masterclass hemos conocido a mujeres luchadoras: científicas, ingenieras, jefes de equipo, directivas, pilotos… Si algo tengo que destacar, es la pasión que nos han trasladado. También en el proyecto desarrollado en Bachillerato, “Mentor Women”, se te asigna una mentora especialista en el campo que tú elijas, que te guía y orienta para realizar un trabajo de investigación a lo largo del curso. Para mí, esta fase y los retos que han supuesto los proyectos han sido una experiencia muy enriquecedora.
¿Cuál fue el tema que elegiste para tu trabajo de investigación?
He realizado dos trabajos de investigación. El primero fue “Los cambios de paradigma en los modelos cosmológicos”. Gracias a la ayuda de la física Esther Barrena exploré la concepción del universo desde los clásicos griegos hasta la física actual, pasando por Galileo, Newton y Einstein e indagué en las causas que desembocan en un cambio profundo (o “giro copernicano”), como por ejemplo, la aceptación de la Tierra redonda o la relatividad. En el segundo, mi mentora Laura González, ingeniero aeroespacial del INTA, y yo hemos realizado el diseño preliminar del nanosatélite Wall-E, un satélite de pequeñas dimensiones 30x10x10 cm3, cuyo objetivo era capturar basura espacial en órbitas críticas y desintegrarla en la atmósfera.
¿Cómo fue tu estancia en el Space Camp de la NASA? 
El verano pasado tuve la suerte de asistir al Space Camp de la NASA, en Hunstville, Alabama, EEUU. Allí, junto con otros jóvenes, recibimos conferencias, cursos y entrenamiento práctico para conocer cómo se preparan los astronautas en la realidad. Además de tratar temas como la aeronáutica, la organización de misiones, la carrera espacial, etc, probamos varios simuladores (como el multiaxis trainer) e hicimos los entrenamientos de buceo que los astronautas practican para acostumbrarse a la microgravedad.
En especial, destacaría las tres misiones simuladas que realizamos durante nuestra estancia, en las que parte del equipo guiaba desde “Mission Control” a los astronautas en los simuladores de cohetes y módulos espaciales (como la estación Internacional, ISS). ¡En la última, tras dos horas de “vuelo” conseguimos llegar a Marte! Fue muy emocionante recibir la beca de la Embajada de EEUU, a la que opté gracias a que una mentora de STEM Talent Girl nos lo recomendó, y compartir mis inquietudes con otros jóvenes. Además, tener la oportunidad de conocer especialistas y científicos en la NASA, cuna de la exploración espacial, fue increíble.
No Comments

Post a Comment